martes, junio 20, 2006

Arma Mortal (Lethal Weapon) - 1987

Es difícil sentarse a escribir la crítica de una película a la que uno le tiene afecto. Una película que uno vio mientras crecía, mientras entendía de a poquito lo que es el cine y, sobre todo en este caso, el entretenimiento enorme que puede ser.
Cerca de mis 15 años mi fiebre por el cine era enorme. Estábamos en pleno 1 a 1 y tener cosas como DirecTV o uso ilimitado de VHS era algo normal para un clase media como yo. En medio de esa vorágine de comprar videos y grabar películas de HBO, descubrí la saga de Arma Mortal, que había visto de muy chico, tanto que para ese entonces solo recordaba la imagen de Mel Gibson corriendo un auto (todavía me sigue impactando).
Pero bueno, es bastante poco lo que se puede decir de una película que todos vimos, que inventó un género, que lanzó al estrellato al gran actor Mel Gibson, en la piel de Riggs. Para todos los que no lo saben, el título se refiere a él, el arma mortal.
La película es una clase del cine de acción, con personajes bien construidos, imperfectos, pero muy queribles.
Con motivo de la adquisición reciente de un minicomponente con 5.1 y DVD, mi hermano decidió ver alguna película y me enganché en la onda. Revolviendo mi colección de DVDs, el pendejo me salió con esta joyita a la que no pude decir que no.
No nos tenemos que olvidar que Arma Mortal inventó un género en sí, esa pareja poco usual de opuestos para resolver crímenes, que bien repetida sigue dando réditos hasta hoy en ejemplos como “Rush Hour” o la local “Tiempo de Valientes”, y una gran mayoría de imitaciones berretas. Y es para mí una reivindicación que las 4 partes las haya dirigido el nunca bien ponderado Richard Donner.
La verdad, nadie puede decir que estas películas son malas sin ser herejes del cine. Es difícil no hipnotizarse durante toda la película, ¿o me van a decir que no se enganchan cuando la están dando en el cable?
En fin, no hay nada técnicamente destacable en el filme, simplemente su frescura, su originalidad, su fuerza. Y eso la hace un clásico. ¡Ah! ¿Cuántas películas se animan a decir que los traficantes de drogas son americanos y no colombianos o rusos o lo que sea? Encima héroes de guerra. Hoy en día les harían cambiar el guión… y la protagonizaría algún boludo como Colin Farrell..
Se destaca además la banda sonora, bonita como es, compuesta básicamente por saxos y guitarrita eléctrica. ¿Quién es el responsable? Nada más y nada menos que Eric Clapton, el genio. Otro punto fuerte es la escena de lucha final, con Riggs y su antagonista peleando en el barro, ¡Con Jiu Jistu incluído! Una joyita.
Ay ay ay, mi querido Hollywood, supiste darnos tantas alegrías, ¿por qué hoy nos das tanta porquería?

IMdB

2 Comments:

Blogger Laus said...

No me imagino una seguidilla de películas que se parezca en lo exitosa, original y cómica.Aunque no fue la última presentación de dos personajes antagónicos que vivían cosas muy extrañas y cómicas a la vez, te hipnotiza por lo cute de Mel ( comentario infaltable), los gestos de Danny Glover, los kilombos con las mujeres, los hijos, los tuyos, los míos y los nuestros, el hombro de Mel, los traficantes de qué se yo qué ( ya ni te importaba), el dentista, etc
Cómo verán, no puedo hacer un comentario objetivo, mi comedia favorita, aunque no entre del todo en ese rubro. Chauuuuuu

27/6/06 10:31  
Blogger Andrew said...

Hello.
La saga de Arma Mortal, son muy buenas uno se queda enganchado y por el cable la repiten demasiado.
Muy buena todas las Armas Mortal.
Bye.

17/7/06 02:58  

Publicar un comentario

<< Home