domingo, agosto 20, 2006

El Hombre Del Tiempo (The Weather Man) - 2005

En el blog amigo "Me Hice Caca" se publicó la siguiente crítica de la película "The Weather Man" y aunque no la vi, me pareció interesante para postearla aquí. Los invito a entrar al blog, de reciente creación.

Al fin veo un estreno que me gusta después de -¿meses?- de sequía. Fue The Weather Man, que no entiendo por qué estrenaron directamente en video. En la línea del abundante cine de disconformidad y apatía, crítico al american way of life –donde podríamos pensar a American Beauty, Happiness y el cine de Solondz, lo último de Jarmush e incluso, estirando un poco el criterio, Fight Club y cia.-, me parece que ésta de Verbinski tiene un par de aciertos. Si bien utiliza el mismo recurso de “hombre desesperado se siente oprimido por la estructura” de las anteriores, la clave de la película está lejos de ser el desprecio y la risa fácil, que había sido lugar común en la mayoría, a excepción quizás de Broken Flowers. Hay, en cambio, un intento -al parecer sincero- de identificación y comprensión que la emparienta más bien al cine de Anderson -en un universo mucho menos extravagante-. Tal vez por esto pueda parecer conformista el final: porque Verbinski se cuida de la soberbia de juzgar con una verdad a su personaje, y el costo de la complejidad y textura que pone en sus estados de ánimo, es cierta ambiguedad en la dirección de su crítica. No hay una respuesta simple al problema del sujeto y la estructura, a la insoportable limitación en las elecciones. Por ahí es cierto, y no hay tantas opciones como a veces quisiéramos creer, ¿pero eso debe significar necesariamenteque que hay que conformarse con seguir la corriente?. Una visión optimista de ese final de tinte objetivista, podría sugerir que la lección de David Spritz –el “hombre del pronóstico” protagonista-, es que importa tanto qué hacemos, como por qué y cómo lo hacemos. Si no hay control sobre el destino y el azar, si una tormenta de granizo puede destruir nuestros cálculos, si las decisiones no tienen consecuencias claras, un cambio interno parece allí, el más posible.

Estoy convencido de que ésta es la canción para ilustrar el ánimo del pobre Sprintz.

2 Comments:

Blogger Rosenrod said...

¿Directamente estrenada en vídeo? ¡Qué fuerte! En España, al menos, pudimos verla (aunque fugazmente) en cine...

Mil gracias por la propina musical!

22/8/06 13:48  
Anonymous kasandra said...

Pues a mí recuerdo que me apeteció verla pero no quien me habló de ella. Ahora al leerte a ti ha vuelto a apetecerme

12/9/06 20:43  

Publicar un comentario

<< Home