jueves, agosto 03, 2006

Trabajo Basura (Office Space) - 1999

Nuevamente me embarco en una crítica que me involucra en lo personal, en este caso por motivos totalmente diferentes.

Office Space” es una comedia de Mike Judge, el creador de “Beavis & Butthead” que utiliza una historia simple para formar una gran comedia sobre la vida de oficina tal y como se vive hoy (o a principio de los 90’, es que la cosa no ha cambiado mucho).

Peter Gibbons es un empleado de una empresa moderna para la época, fortuitamente llamada Initech y trabaja en un mínimo cubículo. Lleva una vida patética, con una novia fea que lo engaña y 8 jefes diferentes. Vive amargado y lleva una vida sin sentido. Es muy bien interpretado por Ron Livingston, más recordado quizás por su rol en “Band Of Brothers”, acá explotando un costado cómico suyo que no conocía. De repente, en medio de una sesión de hipnosis el asesor de pareja se muere de un infarto, siendo sus últimas palabras “Y ya no te importará más tu trabajo”. Aquí cambiamos de película y el personaje toma un giro completo para ir a trabajar en remera, maltratar a su jefe y animarse a invitar a salir a la mesera que tanto le gusta, interpretada por Jennifer Aniston, nuestra querida amiga.

Habiendo trabajado yo mismo en una compañía americana (de nombre muy similar a la ficticia) lo más asombroso del filme es como refleja la vida monótona de oficina de una manera ultrarrealista, incluyendo cosas como los despidos acompañados de los empleados de seguridad, o esa manera tan particular de expresar un error tuyo de los jefes queriendo ser “amables” y “comprensivos”. Los personajes son estereotipos fácilmente ubicables en cualquier empresa multinacional, caricaturizados, claro está. Inolvidable la escena en que destrozan una impresora, infaltable dolor de cabeza en cualquier empresa.

Más allá de que “Office Space” es una comedia para pasar el rato, demuestra algo que cada día es más claro: los seres humanos no nos sentimos bien trabajando en oficinas, no es natural y a casi nadie le gusta su trabajo. Como encaramos esa situación es lo que nos diferencia, como el protagonista en un principio, resignándose y reprimiendo emociones hasta un día explotar de una u otra manera, viviendo mediocremente, o intentando absorber esa realidad sin que nos absorba a nosotros. El mundo occidental tal y como lo conocemos no permite un éxito económico considerable sin adaptarse a esta estructura, y en nosotros está adaptarnos o esperar un milagro (como ser estrella de rock o algo así). La tercera opción, claro está, es ser parte del rebaño.

Hacia el final el personaje termina como albañil. Un trabajo con muy bajo nivel de stress, pero fácil y al aire libre. Y yo me pregunto, si hacer estos trabajos tuviera la misma remuneración que ser gerente de una empresa, ¿no seríamos muchos más los integrantes del proletariado?

Recomiendo la película, en especial a toda aquella gente (como yo) que recientemente haya tenido un problema en su trabajo o esté pasando una situación de hartazgo con el mismo. Hay mucho material para reírse (en parte también de uno mismo). No se van a arrepentir. Pero cuidado con tomársela demasiado en serio…

5 Comments:

Anonymous Stan said...

Qué decir!!! Me has tocado la fibra sensible, Office Space es una de mis comedias favoritas. Resulta curioso como la vi en vhs y no la he vuelto a ver en dvd, una lástima.
En lo que se refiere al tema central, me parece de una sencillez genial como punto de partida de una crítica de lo más ácida. Ese protagonista que trabaja en un cubículo y cuyo sueldo no le da sino para habitar otro cubículo similar al que llamar hogar, y encima compartido con un vecino que trabaja mucho menos, cobra más y (lo más importante) es infinitamente más feliz. Resulta evidente la intención del director de mostrar como las diferencias que socialmente se asocian a los trabajadores de "cuello blanco" como superiores, en cierto sentido, al resto son aplastadas con argumentos que, como bien dices, muchos comparten por experiencia propia.
En resumen, una más que recomendable película, con un sentido del humor perspicaz y unos actores en estado de gracia, con especial mención de ese impagable John C. McGinley como seleccionador fan de Michael Bolton jajajaja...
Muy buena crítica.

3/8/06 18:11  
Blogger RUFUS said...

Yo también la he visto y me gusto mucho. Tengo muchos también detrás porque también he trabajado en una empresa grande, también he estado en un pequeño cubiculo incrustado y también me he sentido identificado.
o sea: YO TAMBIEN

Es de esas pequeñas grandes películas.
Disfrute mucho, y digo yo, igual que nosotros no sentimos identificados con las situaciones análogas a nuestras experiencias… ¿también lo hacen los jefes?

Salut

12/8/06 03:48  
Anonymous b* said...

¿no es el tipo de two and a half men?
me gusta tu blog! mucho

19/2/08 04:13  
Blogger María José Jiménez Hernández said...

Varios comentarios de Silicon Valley dicen que será de las más exitosas en los últimos años. Me da gusto que podamos verla completa en http://www.hbomax.tv/silicon-valley . Además, aquí mismo puedes ver otras series y películas de moda.

22/3/14 22:26  
Blogger Mariana Hernández said...

Una manera de criticar a los ahora godunez, me encanta el humor de Mark Judge, y su dirección. Tiene excelentes ideas.

4/4/14 13:07  

Publicar un comentario

<< Home